16 de Mayo


Y me ha dicho: Bástate de mi gracia; porque mi poder se perfecciona en la debilidad. Por tanto, de buena gana me gloriaré más bien en mis debilidades, para que repose sobre mí el poder de Cristo. Por lo cual, por amor a Cristo me gozo en las debilidades, en afrentas, en necesidades, en persecuciones, en angustias; porque cuando soy débil, entonces soy fuerte. 2 Corintios 12: 9-10 (Reina Valera 1960)

Alguna vez te has preguntado que si Dios nos ama, ¿por qué permite que suframos y pasemos por momentos difíciles? Dios quiere que sus hijos sean maduros, con un carácter que muestre el fruto del Espíritu Santo, todas las pruebas y dificultades que atravesamos van perfeccionando nuestro carácter y nos ayudan a madurar. Todas las dificultades son utilizadas por Dios para mostrar su amor, su gloria y su poder.

Debemos tener claro que Dios nos ama, y por lo tanto Él nos hizo libres para que le obedezcamos y amemos de manera voluntaria, por eso Dios nos dio libre albedrío, para decidir si creer en él y obedecer o ignorarlo y sufrir las consecuencias, porque cuando por libre albedrío tomamos malas decisiones nos exponemos al sufrimiento, desafiando las leyes de Dios.

Aunque en el momento de sufrimiento no lo comprendamos, podemos confiar en que el propósito de Dios siempre es de bendición, esto quiere decir que Él lo permite para que podamos ver la manera en la que obra y como Él nos consuela, es en los momentos de sufrimiento cuando más buscamos a Dios, salimos fortalecidos y le llegamos a conocer de nuevas maneras y eso es justo lo que Dios busca, que cada día lo conozcamos mejor, que cada día lo amemos y confiemos plenamente en Él.


Conozca más de la

Generación Emergente en:

  • Facebook - círculo blanco
  • Twitter - círculo blanco
  • YouTube - círculo blanco
  • Instagram - Círculo Blanco

Integrar a los Jóvenes y Señoritas de la Iglesia de Dios en América Central en el cumplimiento de la Misión Global.

GENERACIÓN EMERGENTE AMÉRICA CENTRAL | © 2019