25 de Enero


Tú hiciste todas las delicadas partes internas de mi cuerpo y las uniste en el vientre de mi madre. Sal. 139:13 Biblia Al Día

Cuantas veces nos hemos parado frente al espejo y nos hemos desilusionado de lo que vemos, y cuantas veces más las palabras de otros sobre nuestro vida nos herido, nos han destrozado y llenado de tristeza. ¿Sabes porque? Pues solemos valorar nuestra vida desde la óptica de los demás e inclusive desde nuestra mirada defectuosa. Pero al acercarnos a la Palabra, el salmista nos brinda la óptica correcta con la que debemos de mirarnos, y esa óptica es la de Dios.

Esta porción bíblica nos enseña que, Dios nos ve perfectos, aunque todo nos salga mal. Adrián Intrieri

La razón es que Dios no nos ve como nosotros nos vemos, tampoco nos ven los demás, ni nos valora por nuestros títulos, quehaceres o apariencia externa. Te recomiendo que:

  • No le pongas mucho sentimiento a las palabras de los demás

  • No confíes demasiado en tu mirada y sentimientos distorsionados

  • Mírate como Dios te ve, Perfecto, aunque todo te salga mal. Pues te ve con amor.


Conozca más de la

Generación Emergente en:

  • Facebook - círculo blanco
  • Twitter - círculo blanco
  • YouTube - círculo blanco
  • Instagram - Círculo Blanco

Integrar a los Jóvenes y Señoritas de la Iglesia de Dios en América Central en el cumplimiento de la Misión Global.

GENERACIÓN EMERGENTE AMÉRICA CENTRAL | © 2019