10 de Diciembre


“Por tanto, no sean insensatos, sino entiendan cuál es la voluntad del Señor”. (Efesios 5:17)

Ser perezoso no significa que no hagas nada. Porque ahora mismo puedes ser un chico o chica muy ocupado. Pero a lo mejor nunca te has decidido hacer lo que siempre has soñado. Veamos algunos ejemplos: ¿Tú crees que Dios le hubiera multiplicado el aceite a aquella viuda de Sarepta si ella no iba a prestar vasijas? ¿Tú crees que Dios les hubiera dividido el Mar Rojo a los israelitas si ellos no daban el primer paso? En ambos casos Dios podía hacerlo, pero él quería que tanto la viuda como los israelitas hicieran algo frente a la situación. Recibir un milagro de parte de Dios estaba sólo a un paso de decisión.

Con ello quiero decir que Dios hace ratos que ha querido darte lo que quieres, lo que has soñado, pero no lo has logrado porque no has comenzado a trabajar por ello. A veces lo que Dios quiere es que tú des el primer paso para empezar a abrirte puertas. Así que no esperes que se abra una puerta para hacer la voluntad de Dios: provoca que Dios abra las puertas a tu favor. No seamos insensatos, sino entendidos en la voluntad de Dios.

Recuerda: Descubrir la voluntad de Dios es cuestión de esfuerzo.


0 vistas

Conozca más de la

Generación Emergente en:

  • Facebook - círculo blanco
  • Twitter - círculo blanco
  • YouTube - círculo blanco
  • Instagram - Círculo Blanco

Integrar a los Jóvenes y Señoritas de la Iglesia de Dios en América Central en el cumplimiento de la Misión Global.

GENERACIÓN EMERGENTE AMÉRICA CENTRAL | © 2019