• Diego Martinez

2 de Octubre


Rebosa mi corazón palabra buena; Dirijo al rey mi canto; Mi lengua es pluma de escribiente muy ligero. Eres el más hermoso de los hijos de los hombres; La gracia se derramó en tus labios; Por tanto, Dios te ha bendecido para siempre. Salmos 45:1-2 TLA

¿Cuándo fue la última vez que en tu oración o adoración le dijiste palabras hermosas a Dios? Como seres humanos necesitamos ser motivados con palabras de ánimo, amor, perdón, esperanza, etc. Pero a veces nos centramos en el YO y nos olvidamos que las palabras que pueden bendecir nuestras vidas integralmente son aquellas, que cuando en intimidad nos acercamos a Dios y se las decimos con gran amor y gratitud a aquel que nos arrebató de la misma muerte.

Esas palabras hermosas son las que mueven el corazón de Dios a tu favor, no permitas que las circunstancias difíciles y errores te callen, abre tu boca hoy y serás bendecido para siempre.

¿Qué cosas no te dejan decir palabras buenas?

¿Si tuvieras a Dios frente a ti que le dirías?

¿Cómo puedo ser bendecido para siempre?


Conozca más de la

Generación Emergente en:

  • Facebook - círculo blanco
  • Twitter - círculo blanco
  • YouTube - círculo blanco
  • Instagram - Círculo Blanco

Integrar a los Jóvenes y Señoritas de la Iglesia de Dios en América Central en el cumplimiento de la Misión Global.

GENERACIÓN EMERGENTE AMÉRICA CENTRAL | © 2019