9 de Septiembre


Sucedió, pues, que cuando llegó José junto a sus hermanos, ellos quitaron a José su túnica – la túnica de colores que llevaba puesta. ( Génesis 37:23, RVR 1995)

Pueden quitarte la túnica de colores, pero nunca tu sueño. Uno de los problemas más frecuentes de la gente es no tener metas, anhelos ni sueños concretos en los cuales poner su energía, recursos y dones.

José también tuvo una visión mucho antes de tener las habilidades necesarias para hacer realidad ese sueño. Antes que Dios lo usara, José tenía que ser preparado, purificado y forjado para convertirse en el hombre que tenía el potencial de ser. José llego ser el líder máximo de todo el imperio egipcio.

¿Ya te disté cuenta que esa adversidad, te está preparando para alcanzar tu sueño?

¿Ya abandonaste tu sueño?


3 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo